jueves, 10 de marzo de 2011

La mayoría no es una prueba de que algo es correcto



Autor: Sheik Salih Al-Fawzan.
Fuente: Sharh Masail-ul-Jahiliyah (páginas 60-62).
Producido por: Al-Ibaanah.com
Praduccion al español: Musa Abdullah Reyes H..
Para: http://www.islammexico.net




El Imám Muhammad bin Abdul-Wahab (rahimahullah) dijo:


“De los más grandes de sus principios estaban que ellos serían engañados por la mayoría, acostumbrando eso para determinar lo correcto de un asunto. Ellos también determinarían la falsedad de algo si era extraño y que sus adherentes eran pocos. Así que Alláh les trajo lo opuesto, clarificando esto en muchos lugares del Corán”.




La explicación.


De las características de la gente de los Días de la Ignorancia está que ellos verían a la mayoría como una prueba de que algo fuera verdad y la minoría como una prueba de que algo fuera falso. Así que de acuerdo a ellos, cualquier cosa sobre la que la mayoría estuviera, eso era la verdad. Y cualquier cosa sobre la que la minoría estuviera, eso no era la verdad. En sus ojos, esto era el balance usado para determinar la verdad de la falsedad. De cualquier manera, esto está mal, porque Alláh dice: “Y si ustedes obedecieran a los más de aquellos en la tierra, ellos te desviarían lejos de la vía de Alláh. Ellos no siguen nada sino la conjetura, y ellos no hacen nada sino mentir” (Surah Al-Anam:116).


Y Él dice: “Pero la mayoría de la humanidad no sabe” (Surah Al-Araf:187)


Y Él dice: “Y si ustedes obedecieran a la mayoría de aquellos en la tierra, ellos te desviarán lejos de la vía de Alláh. Ellos no seguirán nada sino la conjetura y ellos no hacen nada sino mentir” (Surah Al-Araf:102).


Así que el balance no es la mayoría y la minoría. Además, el balance en la verdad. Así que quienquiera que esté sobre la verdad, aún si él es por sí mismo, él es el uno quien es correcto y merece ser amulado. Y si la mayoría de la gente está sobre la falsedad, entonces es obligatorio rechazarlos y no ser engañados por ellos. Así que la consideración es dada a la verdad. Este es el por qué los escolares dicen: “La verdad no es conocida por la vía de los hombres, sino además los hombres son conocidas por la vía de la verdad”. Así que quienquiera que está sobre la verdad, entonces él es quien debe ser seguido y emulado.


En las historias de Alláh acerca de las primeras naciones, Él nos informa que siempre es la minoría la que está sobre la verdad, como Alláh dice: “Y nadie creyó con él excepto algunos pocos” (Surah Hood:40).


Y en un hadith en el cual las naciones eran presentadas al Profeta (SAW), él dijo que él vio a un profeta quien tenía a un grupo pequeño de seguidores con él, y un profeta que tenía a uno o dos hombres siguiéndolo y otro profeta quien no tenía a nadie con él. Así que la consideración no es dada a la opinión o punto de vista que tiene la mayoría de seguidores. Además, la consideración es dada a no ser ni verdadero ni falso. Así que cualquier cosa que sea la verdad, aunque una minoría de la gente o nadie esté sobre ello, tanto como sea la verdad, a ello es a lo que debe ser adherido, porque, efectivamente, ello es la salvación. La falsedad no es ayudada nunca por el hecho de que tiene a una mayoría de gente siguiéndola. Esta es una medida determinante que los musulmanes siempre deben soportar.


El Profeta (SAW) dijo: “El Islam comenzó y regresará como un extraño tal y como comenzó”. Esto ocurrirá en el tiempo cuando la maldad, las calamidades y el desvío se incrementen. Así que nadie permanecerá sobre la verdad excepto por los extraños entre la gente y aquellos quienes se extraen a sí mismos de sus tribus (por la religión). Ellos se volverán extraños en su sociedad. El Mensajero (SAW) fue enviado mientras el mundo entero estaba sumergido en la incredulidad y el desvío. Y cuando él llamó a la gente, solamente uno o dos contestaron su llamado. Fue solamente hasta después que ellos crecieron hasta ser muchos. La tribu de los Quraish, para no mencionar a toda la península árabe y el mundo entero, estaba sobre el desvío. Y el Mensajero de Alláh (SAW) era el único llamando a la gente. Así que aquellos que lo siguieron eran pocos con respecto al mundo entero.


Así que la consideración no es dada a la mayoría. La consideración es solamente dada a lo que es correcto y a lograr la verdad. Sí, si la mayoría de la gente está sobre lo correcto, entonces eso es bueno. De cualquier forma, el camino de Alláh, es que la mayoría de la gente esté siempre sobre la falsedad.


“Y la mayoría de la humanidad no creerán aún si tu lo desearas con entusiasmo” (Surah Yusuf:103).


“Y si ustedes obedecieran a la mayoría de aquellos en la tierra, ellos te desviarán lejos de la vía de Alláh. Ellos no seguirán nada sino la conjetura y ellos no hacen nada sino mentir” (Surah Al-Anam:116).


Publicado el 23 de Abril de 2005. Modificado el 23 de Abril de 2005.
http://www.al-ibaanah.com/articles.php?ArtID=110

Banner created with MyBannerMaker.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada